Conservación en la Amazonía colombiana

Amazon BiodiversityLa Alta Amazonía es una de las regiones más bellas, ricas en especies y ecológicamente complejas de la planeta.  Hoy día es vulnerada por el aumento de la población humana y sus actividades, que están resultando en la pérdida de la biodiversidad por la deforestación, degradación del bosque y cacería insostenible.

La Amazonía colombiana es relativamente intacta, con muchos parques nacionales naturales (PNN) y Resguardos Indígenas.  Sin embargo, la mayoría de los parques traslapan Resguardos Indígenas y la misión de las áreas protegidas de mantener la diversidad biológica y prevenir extinciones no es automáticamente consistente con las aspiraciones económicas y las prioridades de los habitantes de las comunidades indígenas, quienes tienen derechos tanto legales como tradicionales a usar los recursos naturales.

El Resguardo Indígena Mocagua, por ejemplo, comparte 95% de su territorio con el PNN Amacayacu.  La gente en esta comunidad de ~650 personas son de la etnia Tikuna, con algunas familias Cocama, Yagua y “blancas”.  Casi todas mantienen “chagras” (cultivos pequeños) y están casi autosuficientes en su nutrición.  Y todos necesitan dinero también, que normalmente consigan con la extracción y venta comercial de los recursos naturales: madera, pescado o carne de monte.  Mocagua ha transformado esta dinámica que deja tanto a la gente como al bosque empobrecido.  Ahora, debido a unos acuerdos internos que concertó hace más de diez años se conoce como “la comunidad que protege su fauna” y el ecoturismo es un motor económico para muchas microempresas familiares sinergísticas.  Es obvio a todos que la conservación activa de su herencia natural y cultural no es un sacrificio, sino la fuente del bienestar ambiental y socioeconómico.